RST Ingeniería: Planificación que profesionaliza sus procesos

El primer contacto

Son muchos los factores que contribuyen a la realización de una obra, desde la misma fase de planificación, por lo que en RST Ingeniería, liderados por el Ingeniero Christian Paganella, buscamos dar una solución de funcionabilidad a los proyectos a través de la adecuada consultoría electromecánica.

Estos son procesos clave que se desarrollan desde la etapa del primer contacto entre el cliente y nosotros, los cuales marcarán la calidad, detalles y nivel técnico que veremos en los planos constructivos y que serán clave también, para el éxito del proyecto.

Este proceso se lleva a cabo por la necesidad de los clientes al desarrollar sus obras en todas las diversidades que el campo de esta especialidad electromecánica contiene, por lo que buscan la asesoría de empresas capaces y comprometidas en el mercado nacional, con un conocido éxito en proyectos anteriores.

El cliente en una primera etapa busca opciones, realizando consultas de información de posibles empresas que puedan suplir sus necesidades de diseño electromecánico ya sea, en medios digitales, hasta recomendaciones que les llegan de otras empresas que han vivido un proceso similares y han tenido alguna experiencia previa en ese tipo de situaciones.

El proceso de selección es clave. Tomar una decisión acertada en esto, evitará una serie de problemas a corto, mediano y largo plazo, como complicaciones presupuestarias o daños dentro de la obra.

RST Ingeniería llegó al mercado a dar una solución integral a ese proceso. Estamos comprometidos en dar siempre la guía correcta a los clientes y llevarlos por un rumbo claro en la obra.

La comunicación

Desde la entrevista inicial escuchamos atentamente en busca del entendimiento claro de las necesidades de los clientes para dar una definición precisa de los alcances que se espera obtener con el proyecto.

La comunicación es fundamental en todo el proceso, ya que al finalizar la fase de entendimiento de las necesidades del cliente, realizamos un Kick off con el personal para trasladar las inquietudes, expectativas, hacer la presentación del proyecto y su planeación, tomando en cuenta todos los requerimientos electromecánicos que fueron solicitados.

En este proceso es imperativo definir lineamientos y puntos específicos que determinarán el camino del proyecto total. Estos detalles son, por ejemplo, la definición de las fechas de entrega de los “hitos” o avances del diseño, más las reuniones con el cliente para discutir y analizar los avances.

Al tener conciliados estos puntos, se realiza el planeamiento del desarrollo del proyecto, basado en la metodología del pull planning, para pasar a la parte donde el equipo de profesionales tomamos el proyecto y hacemos del mismo una realidad.

La planificación

La planificación será esencial en el proceso, para poder “definir el flujo de trabajo para los equipos, definición de fechas, hitos relevantes en información clave, identificar riesgos, y definir el plan de mitigación, en caso de ser necesario, y poder hacer una buena planificación del recurso”.

Ing. Christian Paganella, Gerente General de RST

La planificación permite posteriormente hacer un seguimiento exhaustivo del cumplimiento de los tiempos de trabajo, realizando ajustes y adaptando esa planificación a las variaciones típicas que ocurren en un proyecto de diseño electromecánico.

Teniendo cubiertos estos puntos, la confección de los planos es la parte interdisciplinaria que realizamos, involucrando a todos los profesionales para cumplir con las necesidades que el cliente tiene y garantizar el éxito en el proceso de diseño.

Terminada la etapa de confección de planos, tomando en cuenta todos los factores que pueden asociarse a este proceso, se realiza la entrega de estos al cliente y así se inicia la etapa de plasmar las ideas en obra.

La inspección

La Inspección es otro aspecto importante y es una de las garantías que en RST Ingeniería brindamos, adaptándonos al cronograma que establece la empresa constructora, buscando siempre anticipar situaciones, cambios o necesidades propias de la construcción, siempre buscando convertirnos en una mano amiga para dar soporte en caso de ser necesario.

Es importante tener claro que este tipo de procesos son de sumo cuidado, que requieren la profesionalización de todos los procesos, por lo que mantenemos en constante capacitación al personal, con el fin de brindarles las herramientas necesarias para cumplir a cabalidad con los requerimientos y desafíos que los clientes nos plantean.